19.11.10

El gobierno también recicla


En enero de 2006 se promulgó la ley 1854 "Basura Cero" y en mayo de 2007 se reglamentó. Esta ley está orientada a la gestión de los residuos sólidos urbanos y promueve la eliminación progresiva de los rellenos sanitarios. Basura Cero plantea la adopción de medidas dirigidas a la reducción en la generación de residuo, la recuperación y la toma de las responsabilidad del fabricante.
Los objetivos principales de esta ley son:
  • Concienciar a los vecinos y a los generadores acerca de la necesidad de la separación en origen de residuos, diferenciado entre reciclables y basura.
  • Minimización de los residuos a enterrar mediante la consolidación de la práctica de separación de materiales reciclables en origen.
  • Formalización e integración de los Recuperadores Urbanos en el circuito del servicio público de recolección diferenciada.
  • Garantizar los espacios necesarios para la disposición final, incorporando nuevas tecnologías.
  • Proyectos ambientales que contemplan la puesta en marcha de sistemas de recuperación y reciclado de residuos sólidos urbanos.
  • Aumento de los materiales que regresan como materia prima post consumo a la industria.
A partir de esta ley se han creado plantas de clasificación a las cuales no llega la basura, sino materiales reciclables secos, previamente separados en los hogares, comercios y empresas. Su funcionamiento favorece el ordenamiento de la actividad del reciclado, la recuperación de materias primas y evita que los recuperadores urbanos trabajen en la calle. Sus objetivos principales son dos: ambientales y económicos/ sociales.


Para concienciar al ciudadano en noviembre de 2008 se lanzó la campaña "Jugá limpio" con el objetivo de mantener limpia la ciudad. Esta propuesta nació con la idea de que, si además de la toma de conciencia ponemos en evidencia como se va a actuar, se podrá llegar a un comportamiento más cooperativo y resultados más eficientes. Jugá limpio es un desafío permanente para ver lo que los vecinos son capaces de hacer. Y con el objetivo de mantener limpia la ciudad crea conciencia sobre el reciclaje ciudadano.
En la ciudad se puede ver, debajo de los tachos ubicados en los pilares, una especie de pintura que simula que esos tachos son aros de basket, para que el ciudadano "juegue" y tire la basura.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada